martes, 23 de mayo de 2017

Campesinos de Guatemala exigen renuncia del presidente Jimmy Morales

"La población exige respuestas y este gobierno no ha atendido las peticiones", afirma líder campesino guatemalteco Martin Hernández, acerca del paro nacional convocado para este martes.

TeleSur
El Comité de Desarrollo Campesino (Codeca) realizan este martes un paro nacional con el propósito de exigir la renuncia del presidente de Guatemala, Jimmy Morales, a quien acusan de incapaz y de cobijar corruptos.  

Para la dirigencia del movimiento, creado por 17 indígenas campesinos del departamento suroccidental de Suchitepéquez (1992) y devenido gran bloque civil, resulta apremiante que en ese país centroamericano se convoque a elecciones generales y que se nacionalicen todos los bienes y servicios privados.  
La manifestación de protesta tiene como objetivo, además, llamar a toda la ciudadanía a sumarse a un proceso de Asamblea Constituyente Popular y Plurinacional.  
Codeca aboga porque la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala y el Ministerio Público emprendan una pesquisa encaminada a develar los actos de corrupción en los cuales incurrieron jueces, magistrados y fiscales.

sábado, 20 de mayo de 2017

Colombia: 10 ideas para salvar los acuerdos con las FARC (y agilizar los del ELN)

Las FARC se declararon en alerta y “asamblea permanente” ante el frenazo de la Corte Constitucional al ´fast track´; en Quito el gobierno no da señales de atender el reclamo del ELN de participación de la sociedad. Diego Pinto reflexiona sobre el delicado momento político que atraviesa la Paz.

Diego Pinto,  sociólogo y especialista en políticas públicas. Vocero de Unidos Revocamos a Peñalosa. Miembro del Congreso de los Pueblos y de la DP en Bogotá de Poder y Unidad Popular. Tomado de Lanzas y Letras.

  1. Múltiples sectores sociales hemos manifestado nuestras dudas y críticas sobre metodología de negociación y contenido del acuerdo de La Habana, que refleja una relación desfavorable de fuerzas para las FARC; sin embargo, defendemos de manera irrestricta el proceso de solución política con las insurgencias que incluye la implementación normativa, real y participativa de los acuerdos.
  2. Es evidente que al gobierno y a los sectores políticos en el poder lo único que les interesa es desarmar a la insurgencia y no los posibles cambios y apertura democrática que podría traer la solución política al conflicto social, político y armado. Por lo mismo la ya demostrada intención de desmontar por la vía jurídica los acuerdos, reducir al mínimo las transformaciones institucionales, quitar todos los beneficios posibles a las FARC y ahogar las alternativas democráticas y de izquierda que hacemos vida política en el país. Ya son varios los caminos por los que se vienen renegociando de facto el acuerdo.
  3. El ambiente en que se presentan estas situaciones es bastante ventajoso para las élites, ya que tras el fracaso del plebiscito quedó en evidencia que las mayorías nacionales no sienten la paz como algo que afecte su vida cotidiana. Esto le permite a quienes no quieren una paz con transformaciones reducir el alcance de los acuerdos (de por sí ya limitados por la correlación de fuerzas) sin mayor oposición, haciéndole un favor a la extrema derecha en cabeza de Álvaro Uribe.

viernes, 19 de mayo de 2017

La crisis se produndiza en Brasil

El 11 de abril, la “Operaçao Lava Jato” (Operación lavado a presión), que investiga la corrupción ligada a Petrobras, ha cambiado de nivel: se hicieron públicas las acusaciones contra los dirigentes de la mayor empresa de construcción de Brasil, Odebrecht.
João Machado, en L´Anticapitaliste 383. Traducción: Faustino Eguberri x Viento Sur
Se ha abierto oficialmente una investigación por corrupción a 8 ministros del gobierno Temer (incluyendo a los más cercanos al presidente), 24 senadores y 42 diputados. El propio Temer está descartado de la investigación únicamente porque la Constitución brasileña dice que el presidente no puede ser juzgado durante su mandato por actos anteriores… Dirigentes de los principales partidos brasileños (PMDB, PSD, PT) están entre los denunciados, así como 9 gobernadores de estado… 

El gobierno y el Parlamento están desmovilizados, pero la puesta en marcha de “reformas” neoliberales sigue de actualidad (actualmente las de la seguridad social y leyes sobre al código laboral).

El viernes 28 de abril hubo al fin una primera respuesta de los trabajadores a la altura de los ataques: un llamamiento unitario a la huelga general por todas las centrales sindicales y apoyado por varias organizaciones populares y por los partidos de izquierdas, que concernía a unos 40 millones de personas asalariadas.

Totalmente o en parte, la Huelga detuvo el transporte, los establecimientos de enseñanza y la actividad económica en numerosas capitales y ciudades. Hubo un número incalculable de manifestaciones y de bloqueos de calles y de carreteras a lo largo de toda la jornada, comenzando por iniciativas para apoyar la Huelga de los conductores de autobús y de metro.

El apoyo a esta Huelga ha ido más allá de lo que se podía esperar inicialmente, con declaraciones provenientes de diversos sectores, en particular de los obispos y arzobispos de la Iglesia católica y de los metodistas. Aunque los medios, sobre todo la televisión, hayan ignorado el movimiento hasta el 28, en los días precedentes era el tema de lo que más se hablaba en la calle, los autobuses, los metros y trenes, así como en las panaderías, los kioskos…

Ilegítima, impopular…

martes, 16 de mayo de 2017

¿A dónde va América Latina? Retorno de las derechas, crisis de los progresismos y emancipaciones en construcción

Acto en Madrid, 18 de mayo (Plaza  de L@s Comunes):
¿A DÓNDE VA AMÉRICA LATINA?
Exponen: FRANCK GAUDICHAUD y MAUREEN ZELAYA.
Área Internacional de Anticapitalistas
Redacción de Poper Popular.- No cabe duda de que en los últimos tiempos estamos asistiendo a la restauración de gobiernos conservadores en muchos países de América Latina, mientras que en otros, el progresismo enmarcado en el proyecto del “socialismo del siglo XXI”, está entrando en una fase de crisis.

En la actualidad, conviven en la región gobiernos derechistas (México, Colombia, Perú) que llevan muchos años aplicando las políticas neoliberales que expanden la desigualdad que caracteriza la región, junto a nuevos mandatarios como Macri en Argentina o golpes institucionales como en Brasil, Paraguay o en su día, en Honduras, instalando de nuevo una política militarista y de recortes sociales y flexibilidad del empleo.

Por su parte, administraciones socio liberales como las de la concertación en Chile, los progresismos encabezados por el correismo en Ecuador, o los gobiernos de tradición revolucionaria como Nicaragua o El Salvador, sólo han conseguido parcialmente una democratización que está siendo erosionada por un nuevo ciclo de expansión de las políticas neoliberales.

Este cambio de escenario en la Región requiere, más que nunca, de dinámicas emancipadoras que, desde diversas experiencias, se están enfrentando al nuevo/viejo orden dominante desde lo comunitario, lo territorial, lo productivo, la lucha de las mujeres o el agroecologismo, pero también desde lo institucional y gubernamental como en Bolivia.

Para tratar de dar respuesta a la pregunta ¿a dónde va América Latina?, este jueves 18 de mayo a las 19:00 horas, en la Plaza de los Comunes (c/ Peñuelas, 3) contaremos con la presencia de Franck Gaudichaud, profesor de Estudios Latinoamericanos en la Universidad de Grenoble, escritor y colaborador de distintos colectivos informativos. Su última publicación, “Chile 1970-1973. Mil días que estremecieron al mundo”, muestra el desarrollo y radicalización del movimiento obrero, las formas de autoorganización y los repertorios de acción utilizados, y aborda también los debates y estrategias de la izquierda chilena, y las relaciones complejas que mantuvieron entonces el movimiento popular, las organizaciones partidarias, los sindicatos y el gobierno.

sábado, 13 de mayo de 2017

Argentina. Mujeres originarias: relatos de tortura, represión y encierro

¿Alguna vez te preguntaste lo que es sentir la injusticia constante, la ausencia de derechos? ¿Convivir con una violencia que pisa tu sombra, te vigila y arresta? La Marcha de Mujeres Originarias reunió, en la sede de CTA–Capital, las historias que caracterizan la vida de muchas. Balas, destrozos, abusos, discriminación y tortura, todo en primera persona.

Estefanía Verónica Santoro, en Derrocando a RocaFoto: Agustina López Oribe


Cerca del Impenetrable, en la provincia del Chaco, Moira encontró una nena de 11 años que cayó en un estado de autismo luego de ser abusada sexualmente por 10 hombres. A Ivana la policía de Chubut la torturó, la encerró en un calabozo y, mientras un oficial encapuchado le gatillaba en la cabeza, le dijeron: “Es el tiempo de la caza de indios”. Las fuerzas de seguridad de Rosario tiraron abajo el portón de la casa de Miriam, gritando “indios de mierda, parásitos”, le destrozaron lo poco que tenía en su hogar, golpearon a su marido y se lo llevaron detenido. Su vecino, de 13 años, fue encontrado con la cara desfigurada y molido a golpes por la misma policía.

Ellas, muchas, todas, viven en carne propia la estigmatización y la discriminación por ser negras, pobres y originarias. Pero, además, por su condición de mujer, sufren otras formas de opresión. Ellas, muchas, conforman un grupo de mujeres poderosas que sacaron fuerzas de todas las experiencias que las colmaron de miedo y dolor para así enfrentarse a un sistema que las niega, las violenta, despoja, las desaparece, a ellas y a sus seres queridxs. Desde distintas regiones del país, se reúnen para contar sus historias marcadas por la violencia institucional, el abuso policial, el abandono y la desidia estatal. Las une la solidaridad entre mujeres que, de cara al Primer Foro sobre Pueblos Originarios, Genocidio y Argentinización, que se llevará a cabo el 26 y 27 de mayo en Bahía Blanca, realizaron el pasado lunes 24 de abril una charla abierta a la comunidad en la sede de la CTA-Capital, en Independencia 766 (CABA).

El encuentro, organizado por La Marcha de Mujeres Originarias, contó con la participación de mujeres referentes de la nación qom, mapuche y mocoy, que expusieron las “estrategias de lucha y solidaridad ante la continuidad de la violencia, persecución y criminalización de las mujeres indígenas en los territorios”. Moira Millán, luchadora social y referente mapuche; Ivana Huenelaf, de Chubut, activista mapuche-tehuelche detenida y torturada por la policía en la lof de Resistencia Cushamen; y Griselda Coria, Miriam Mansilla y Ruperta Pérez, ambas de la comunidad Qom de Rosario, donde el pasado 2 de abril la policía de esa ciudad realizó una razia seguida de represión poco difundida, charlaron en privado con Derrocando a Roca, antes del encuentro, para conocer en profundidad cada una de sus historias.


jueves, 27 de abril de 2017

Chile: Necesidad de una estrategia anticapitalista

Uno de los puntos centrales en el debate político ha vuelto a los orígenes. En Chile, y por cierto en Latinoamérica, todas las tensiones regresan a la función de los mercados. 
Paul Walder, en Punto Final, nº 873

Tras diversas nominaciones e intensidades de las estrategias del gran capital, todas las luchas pasan hoy por esta vieja estructura largamente estudiada. El capitalismo, que en este inicio del siglo ha alcanzado probablemente su fase más extrema y ubicua, enfrenta también después de unas cuantas décadas la certera rebelión de sus súbditos. Esta mutación, que tiene diferentes grados y representaciones en distintas latitudes, tiene en Chile características especiales. Sus actuales estructuras e instituciones son una extensión de un modelo de mercado instalado en los albores de la expansión neoliberal. Vale recordar que el mismo Milton Friedman estuvo en Chile durante la dictadura de Pinochet para conocer la solidez de las bases de un molde vaciado por sus acólitos.

El modelo neoliberal, que se hunde y resurge en varios países de esta región, ha tenido en Chile continuidad permanente. Es una afirmación que podemos hacer tras el fracaso de las reformas del actual gobierno de Michelle Bachelet, todas a medio andar y con evidente fecha de caducidad. La profundidad de las bases de este diseño es de tal magnitud y la distorsión del poder político ha alcanzado tan altos niveles, que la continuidad y extensión de los mercados se ha mantenido sin alteraciones desde su fundación en la noche de los tiempos dictatoriales.
Un ejemplo del espesor que tienen los mercados, de la enorme capacidad de movilidad del capital para mutar y alterar estrategias, son los resultados empresariales de 2016. Durante este año, el peor en cuanto a crecimiento del PIB en casi una década, las ganancias de las grandes empresas aumentaron 25 por ciento (%). 


miércoles, 26 de abril de 2017

7.500 casos y 883 muertos, cifras de la tortura en España (2004 a 2014)

- La Coordinadora para la Prevención de la Tortura ha recopilado 7.500 casos de malos tratos entre los años 2004 a 2014.
- El Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha multado hasta en 8 ocasiones a España por no investigar eficazmente las denuncias.
- Organizaciones de derechos humanos aseguran que España “incumple reiteradamente” sus compromisos internacionales en materia de prevención.
INFORMACIÓN RELACIONADA:
Esta es la cara de Billy el Niño, el torturador franquista librado de la justicia.   ElDiario.es
Silencio y ocultación de la tortura en España. Antonio Maestre (Contrainjerencia)

Publicado por Enfoques. 

Entraron en su casa hacia las 2:00 de la madrugada, tiraron la puerta y entraron hasta la habitación. Ella en ese momento se encontraba durmiendo y al abrir los ojos ve a un montón de personas alrededor de ella apuntándole con metralletas”. Así comienza el relato de Sandra Barrenetxea sobre su detención. Lo hace en una entrevista con un psicólogo forense, que intenta determinar las secuelas de una actuación policial que ha terminado con cuatro guardias civiles en los juzgados, acusados de diversos delitos de torturas, agresión sexual y lesiones.
Comienzan a gritar, amenazar, a pegarle en la cabeza con la mano abierta, que le intentaron bajar el pantalón, y que ella se resistía hasta que terminó rompiéndose, se lo arrancaron y le quitaron las bragas y el sujetador. Que empezaron a tocarle los pechos, la vagina”. Barrenetxea ha reconocido durante el juicio a tres de los cuatro acusados como autores de las agresiones que sufrió durante los días que permaneció incomunicada bajo la tutela de la Dirección General de la Guardia Civil.
Su caso no es una excepción. España ha frecuentado con asiduidad los bajos fondos del Estado. La actividad terrorista ha sido utilizada a menudo como excusa para ejercer la guerra sucia. Una especie de coartada moral donde el fin parece justificar los medios, por muy abominables que sean.

lunes, 24 de abril de 2017

Francia ante su crisis

La primera vuelta de las elecciones francesas han dejado un panorama político extremadamente fragmentado. Los 4 primeros candidatos rondan el 20% de los votos:
Emmanuel Macron 8.528.585 votos 23,86%
Marine Le Pen 7.658.990 votos 21,43%
François Fillon 7.126.632 votos 19,94%
Jean-Luc Mélenchon 7.011.856 votos 19,62%

Editorial de Poder Popular

Los resultados revelan varias cosas. Una cuestión fundamental es la crisis de los grandes partidos tradicionales: el gaullismo conservador de Fillon y “Los Republicanos” pierde su rol mayoritario en la derecha, mientras que el Partido Socialista encabezado por Hamon directamente se desploma hasta el 6% de los votos. El hundimiento de la socialdemocracia tras la desastrosa experiencia del gobierno Hollande es uno de los datos más relevantes de estas elecciones. Su electorado tradicional se ha dividido entre la apuesta por profundizar en la vía neoliberal representada por Macron y el populismo de izquierdas representado por Mélenchon.

Macron gana la primera vuelta de las elecciones con casi un millón de votos de ventaja sobre Marine Le Pen. Ya ha recibido el apoyo incodicional de los dos partidos tradicionales. Macron se presenta como el candidato del establishment frente al desorden populista, el renovador que necesita Francia para mantener la estabilidad política y económica. En realidad Macron representa una de las causas del ascenso del populismo autoritario. Esto es, en su figura se concentra la apuesta por continuar décadas de políticas neoliberales que han atomizado a las clases populares, impuesto severos recortes a las libertades, atacado con dureza las conquistas sociales históricas del movimiento obrero, la destruccción de las seguridades y derechos que paliaban la desigualdad consustancial al capitalismo.

Marine Le Pen ha conseguido pasar a la segunda vuelta, manteniendo a su base social cohesionada en torno a un discurso contra las élites y basado en el odio del “penultimo contra el último”. Su propuesta se basa en el proteccionismo económico de ciertos sectores de las clases medias, sectores muy reducidos de la clase obrera blanca industrial y los elementos de la oligarquía cuya potencia se fundamenta en la existencia de una Francia fuerte. El Frente Nacional propone un bloque histórico reaccionario y autoritario, racista, que excluya y ataque frontalmente a los sectores más oprimidos de la clase trabajadora, como las mujeres y los migrantes, y que normalice un estado de excepción permanente que suprima progresivamente las libertades y los espacios democráticos. Un autentico peligro contra el que hay que luchar de forma consciente y solidaria en toda Europa.

En el espacio de la izquierda, el resultado de Melenchón y de Francia Insumisa supone un avance considerable, con una campaña espectacular en la que se ha colocado a las puertas de pasar a la segunda vuelta. Su discurso populista de izquierdas ha conseguido atraer a amplios sectores de la juventud urbana y poner en primer plano una salida constituyente y ecológista frente a la involución autoritaria. Más allá de la emergencia del liderazgo de Mélenchon, el hecho fundamental es el surgimiento de un espacio nuevo antineoliberal, independiente de la vieja socialdemocracia y con gran potencial entre amplios sectores de las clases populares. Ese espacio debe tener estructuras de base democráticas, plurales y amplias; no basta con un hiperliderazgo vertical y presidencialista para dotarse de un proyecto constituyente capaz de articular un bloque histórico superador tanto del neoliberalismo como capaz de frenar al neofascismo. Son necesarias formas de organización de nuevo tipo, capaces de aglutinar sin cerrar el terreno de juego. La buena campaña de la izquierda radical organizada en el NPA abre posibilidades para los sectores más rupturistas, a condición de que sean capaces de impulsar una política unitaria, en donde la necesaria independencia de las organizaciones revolucionarias sea un activo y no un inconveniente a la hora de impulsar un movimiento anti-neoliberal y anti-autoritario que prepare victorias futuras.

sábado, 22 de abril de 2017

El rompecabezas electoral y la lucha de clases en Francia

En vísperas de las elecciones francesas, dialogamos desde el Enredando las Mañanas con Franck Gaudichaud, doctor en Ciencia Política y profesor de la Universidad de Grenoble, miembro del comité de redacción de las revistas Dissidences y ContreTemps, e investigador de la realidad latinoamericana. La irrupción de Jean-Luc Mélenchon y de Francia Insumisa y los debates estratégicos en torno a la coyuntura de Europa y de América Latina.

¿Cuál es el escenario de estas elecciones que se avecinan en términos de fuerzas políticas?
F.G.- Estas elecciones presidenciales han sido bastante convulsionadas, en realidad es incierto el resultado de este domingo. Lo que sí es seguro es que estamos frente a un paisaje de derrumbe de los partidos tradicionales. El Partido Socialista, que está actualmente en el poder con el gobierno de François Hollande, está casi destruido, dividido con el candidato actual que no sacaría más del 8%, lo que sería histórico desde la segunda guerra mundial. Aparecen fuerzas “nuevas”, con Emmanuel Macron, que no se dice de izquierda ni de derecha, pero que fue ministro de este gobierno socialista, y pretende unir la derecha del PS y sectores de la derecha liberal, que tiene toda la posibilidad de llegar a segunda vuelta y según sondeos ganar la presidencial. Pero frente a él tenemos a una extrema derecha muy agresiva y muy capaz de catalizar y reconectar, en términos de voto-protestas, con parte de los sectores populares y de la juventud, con un discurso que sigue siendo totalmente racista y xenófobo, pero a la vez social. Es decir, Marine Le Pen dio un giro social hacia el Estado protector para intentar capitalizar el descontento social. La tercer fuerza, tal vez más llamativa, es Francia Insumisa de Jean-Luc Mélenchon, quien se reivindica a sí mismo como “populista de izquierda”, es decir, intentar en torno a su persona reconstruir al pueblo francés, pero con una orientación claramente anti-neoliberal.

Queríamos preguntarte también por el reciente atentado en los Campos Elíseos que dejó un policía muerto. ¿En qué medida puede afectar esto al resultado de las elecciones de este domingo y hasta qué punto el Frente Nacional de Marine Le Pen podría verse beneficiado por este suceso?
F.G.- Hay mucho debate desde ayer frente a este acontecimiento del asesinato de un policía. Primero porque habría que saber más en detalle qué pasó, porque finalmente parece que fue un tipo desequilibrado el que realizó ese atentado. Pero obviamente que los partidos de derecha, François Fillon, que es la derecha tradicional, Le Pen e incluso Macron, están intentando capitalizar el atentado para su propio beneficio electoral. No sabemos si Le Pen lo va a lograr, desde ya que su obsesión es seguridad, fronteras e inmigración y para ella es realmente beneficioso este tipo de atentado. Pero los franceses de manera general están viviendo ya hace meses en un contexto de atentados, entonces no es muy seguro que este atentado vaya a cambiar la coyuntura electoral.


viernes, 21 de abril de 2017

"Se llevaron las letras": relatos de allanamientos policiales a comunidades Mapuche

En esta primera crónica de encuentros con movimientos, organizaciones, comunidades y personas que juegan un papel central en las luchas en suelo chileno y/o mapuche, se relata el primer capítulo de este recorrido, en este caso sobre represión en suelo Mapuche.

Txema Abaigar y Lorena Cabrerizo, en Poder Popular

Rodeados de chiquillos entrevemos, a partir de sus palabras, la magnitud de los allanamientos a que fueron sometidas diversas comunidades Mapuche en los últimos meses y, especialmente, los ocurridos a finales del pasado mes de marzo en territorio Trapilhue y en el sector Cañihual, Tirúa. Además, pudimos visualizar los efectos materiales en viviendas y personas de diversas comunidades activas en la demanda legítima por la recuperación territorial y enfrentadas a “la usurpación capitalista en sus diversas formas económicas, sociales y culturales”, según definición de líderes comunitarios y que se concretan en compañías forestales y salmoneras, latifundistas y transnacionales de diversos sectores productivos que mantienen expoliado el territorio ancestral Mapuche. Pero también en sectores eclesiales diversos, que se perciben como actores dinámicos en la penetración de una espiritualidad enfrentada con el aprendizaje ancestral y la cosmovisión indígena, además de su correspondiente edificación material en territorio recuperado.

Sobrecogen los diálogos relativos al sobresalto de cualquier niño/a que se despierte en su habitación rodeado de policías de la división de investigación (PDI), que habían entrado en las casas armados y embozados (¿donde queda el cumplimiento de la “Convención de los Derechos de la Infancia”?), antes de pasar a escuchar los testimonios de las distintas “diligencias” operadas en los diversos domicilios de la/s Comunidad/es, de donde se llevaron una rudimentaria arma de caza, cuadernos y otros escritos. Los peques lo interpretan de una curiosa e inapelable manera: “se llevaron las letras”. Las descripciones no se corresponden entre la dureza de los acontecimientos y las tranquilas expresiones faciales de quienes nos lo relatan: “estamos acostumbrados/as y no vamos a desfallecer en la reivindicación y la lucha de lo que llevamos siglos reclamando. No vamos a permitir que nos afecte en nuestra disposición personal o familiar”. Y es que estremece escuchar cómo empieza a ser habitual que la niñez mapuche esté siendo apuntanda con fusiles y sacudida de sus camas para preguntarles por sus papas: “tenemos claro que la niñez está creciendo dentro del conflicto, y la violencia a la que son sometidos puede convertirse en violencia”, señalan sus progenitores.

A estas declaraciones y conversaciones, en las cuales el concepto “anticapitalista” aparece con fruición, les sigue el relato de recuperaciones de fundos (predios) y otras movilizaciones por el derecho del Pueblo Mapuche a determinar cual es su modelo social, económico y cultural. Como colofón, un recuerdo especial hacia Alex Lemún, Matias Catrileo, Juan Collihuin, J. Cariqueo, Jaime M. Collío, Huentecura, Marihuan, Ñanco, Huenupe, Nekul, Huenante y otros peñi (hermano/s) asesinados, a quienes hay que añadir recientemente el feminicidio de la lamgen (hermana) activista Macarena Valdés Muñoz en Liquiñe. No se olvidan de los presos y presas politicos/as Mapuche y nos relatan el caso de Lorenza Cayuhan, que fue obligada a parir engrilletada y en presencia de gendarmes, antes de ser devuelta a la prisión. Y sin olvidar a la anciana machi Francisca Linconao, que estuvo en Huelga de hambre durante 14 días, denunciando un montaje judicial.